En el marco del vigésimo quinto aniversario de La Firma de los Acuerdos de Paz en El Salvador, la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) inauguró la fase II de la Plaza de la Bondad, en el Aeropuerto Internacional de El Salvador, Monseñor Oscar Arnulfo Romero y Galdámez el pasado 12 de enero del presente año. En un acto que incluyó la develación del monumento “Símbolo a la Bondad y la Paz”, obra del escultor Ruso Sr. Grigory Pototsky.

El “Símbolo a la Bondad y la Paz” consiste en una imagen de la planta Diente de León con palmas de manos y ojos abiertos en lugar de hojas, simbolizando la bondad y la vida. Las palmas forman una esfera que representa al planeta Tierra, de manera que el monumento en su totalidad construye la reflexión “Mientras seamos bondadosos, la Tierra seguirá viva”.

Hecho en su totalidad de bronce, con una altura de aproximadamente tres metros y un peso de unas 265 libras, el “Símbolo a la Bondad y la Paz” ha sido instalado por Grigory Pototsky en 23 países alrededor del mundo, entre los que destacan Alemania, Austria, Francia, Suiza, Grecia, Colombia, México, Ecuador, Filipinas, Hungría, China y Rusia

Durante el acto, CEPA también inauguró la pasarela peatonal que conecta la Plaza de la Bondad con el estacionamiento general del aeropuerto. Con 121 metros de longitud y 4 de ancho, esta pasarela cuenta con rampas normadas accediendo por senderos peatonales para consideración de personas con discapacidad, adultos mayores, mujeres embarazadas, pasajeros con equipaje y otros; además tiene cubierta de techo e iluminación.